18/5/12

Museo Virtual


El Museo del Carnaval desarrolló un paseo virtual por los contenidos de sus instalaciones y la historia de la máxima fiesta popular uruguaya en un proyecto enmarcado dentro del Plan Ceibal.





La recorrida abarca parte de las muestras permanentes del museo e incluye fotografías, música, audiovisuales y juegos. También un cuento llamado "Calles con ritmo", que narra la historia de un constructor de tamboriles y su entorno.




El museo virtual está disponible en el siguiente enlace: http://juegos.locomotionco.com/ceibal4/carnaval/index2_pc.php

3 comentarios:

Leonardo DA COSTA dijo...

LAMENTABLEMENTE NO PUEDO DEJAR DE HACER ESTE COMENTARIO YA QUE SE SUPONE QUE EL MUSEO SE TRATA DE NUESTRA HISTORIA Y RAÍCES Y SE LE COBRA LA ENTRADA A ESCOLARES DE LA ESCUELA PUBLICA Y CREO QUE ES UN LUGAR EDUCATIVO PARA QUE NUESTRO HIJOS SEPAN DE NUESTRA HISTORIA MI HIJA PUDO CONCURRIR YA QUE PUDE PAGARLE LA ENTRADA PERO MUCHOS NIÑOS QUEDARON CON LA CARITA TRISTE MIRANDO COMO SE MARCHABA EL ÓMNIBUS LA VERDAD LAMENTABLE PERO ASÍ ES NUESTRO PAÍS

Mirna dijo...

El carnaval es de las mejores atracciones que tiene Uruguay. Es un clásico de los vernos la samba Uruguaya y por eso siempre que puedo intento conseguir una Casa en alquiler Montevideo para luego asistir al alegre evento

Museo del Carnaval dijo...

Estimado Leonardo, gracias por hacernos llegar tus comentarios. Quiero informarte que el Museo cobra una entrada general de $ 65, pero para los residentes en nuestro país hay un descuento especial, por lo que abonan solo $ 25. Si el día de la visita es un martes el ingreso es totalmente gratuito para que todos puedan disfrutar de las exposiciones.
Las actividades propuestas para primaria y secundaria tienen otros costos ya que el Departamento Educativo prepara talleres especiales según los programas educativos y se contrata personal especial para cumplir con los mismos. Hasta abril de cada año el Museo abre un período de inscripciones para aquellas instituciones que soliciten el libre ingreso a estas actividades especiales. Por este régimen, ingresan al Museo un promedio anual de 1500 escolares en forma totalmente gratuita. Pasado este plazo, si algún otro grupo se ve en dificultades de venir al Museo por razones económicas, se hacen las excepciones necesarias por lo que el número de escolares con ingreso gratuito aumenta. Además de lo antedicho si en la visita al Museo hay niños que no pueden pagar el valor que les correspondería, el problema se soluciona con una simple llamada o planteamiento de los adultos a cargo del grupo y sin ningún problema se permite la visita. Una vez llegados los grupos al Museo nunca se cuenta cuantos niños vienen en cada uno sino que se hace total confianza en los adultos a cargo que son quienes declaran el número de niños que nos visita en esa oportunidad.
El Museo pretende difundir nuestra cultura y queremos que todos aquellos que deseen conocer sobre la misma puedan acceder, sin desconocer que el cobro de las actividades es necesario para poder seguir prestando esos servicios durante todo el año.
En conclusión, si algún niño dejó de venir a nuestras actividades no fue como consecuencia de una imposición de nuestra parte y como tu dices, es "lamentable" que no hayan sabido solucionar el problema con anticipación y se discriminara a esos niños que "quedaron con la carita triste mirando como se marchaba el ómnibus".
Espero que el próximo año, si en la escuela vuelven a visitar el Museo, tengan en cuenta todo esto y sepan transmitirnos cualquier dificultad antes de tomar decisiones que afectarán a quienes deseamos formar en plena libertad como ciudadanos responsables.
Eduardo Rabelino